miércoles, 5 de junio de 2013

Sin decirlo

Sin decirlo,
dejándome navegar por el silencio,
donde los aromas de tu piel
palpitan y trepan,
allí donde nada espera
salvo la espera por ti,
para simplemente amarte,
para simplemente amarnos,

sin decirlo,
a la distancia de una gota que me trae
tu voz constante,
tu voz baja de lluvia,
tu voz cargada de rosas y rocío,
con la complicidad sin fin de la ternura,
para simplemente amarte,
para simplemente amarnos,

sin decirlo,
erigiendo en mis caderas tu desnudez
cayendo en mis sueños,
como la razón y el amor, dos alas
que hacen a este poeta,
como cuando acecha tu boca y mis labios y tu boca,
para simplemente amarte,
para simplemente amarnos,

sin decirlo,
porque tus ojos transparentan mis manos,
porque yo vibro amor y tú, tú lates cielo,
porque en mí atormenta el deseo como un follaje,
porque tú eres el paisaje que mienten los que parten,
los que quisieran prohibir las flores,
para simplemente amarte,
para simplemente amarnos,

sin decirlo, porque sí,
como esa costumbre lenta que propone mi corazón,
como un amor que ha pasado pero no pasa,
como a medio vivir muriendo,
como a medio sentir queriendo,
hacia donde mi vida busca una herida que no me separe de ti,
para simplemente amarte,
para simplemente amarnos,

simplemente,
tú, la niña de mis cerezos,
míos, los pájaros hasta llegar a tu ventana,
para simplemente amarte, amor, para simplemente amarnos.

T de S
MRGC
Namaste