jueves, 6 de junio de 2013

Si pregunta

No le contestes
cuando él te pregunte si lo amas,
dile que imagine tus caricias
cuando suspiras,
dile que aquiete sus momentos
cuando silencies,
tus palabras nada dirán, salvo tus ojos,
tus besos le entregarán tu corazón
cuando te sienta a su lado,

no le contestes
cuando él te pregunte a qué hora llegarás,
dile que mire detenerse al reloj a cada instante,
dile que los paisajes son constantes cuando
se desata el alma en ansias,
dile que jamás podrá apagarse el sol,
mientras te sueñe,

no le contestes si crees en él,
tan sólo dile que confías en el aire
que a sus labios alcanza,
que tú naces de cada aliento en que lo oyes,
dile que te inclinas sobre la misma fuente
vez tras vez, a la espera de sus aguas,
porque nada tiene sentido sin nombrarlo,
porque nosotros sabe a él, ¡así tú lo entiendes!,

no le contestes si te quedarás,
dile que tu piel en su piel arde y reposa,
dile que tu sombra sólo acepta su voz,
dile que el amor no cabe en tus ojos
si no caminas con él,
con él, como un río por tu cuerpo,
con él, con aroma a mío sabiéndote suya,
dile que tu luna lo ama desde entonces hasta siempre,
dile que tu brisa juega con sus flores, cuando él duerme,

no le contestes si lo piensas,
dile que con él no eres más fuerte pero sí, segura,
dile que vibras como el junco que es dócil
a la tormenta, dile que ves caer a las estrellas
cuando lo lloras,
porque tu nostalgia es su nostalgia,
porque la noche se queda de ojos abiertos,
cuando lo extrañas,
porque aunque no estés herida, duele el no tenerlo a tu lado,

sé como el viento que lo quiere abrazar,
o como el mar que rompe en las rocas, bravío,
o como la boca que el tiempo galopa, cuando lo deseas,
¡no le digas que lo anhelas!,
dile que el amor con amor se quema,
y que si él te llama, tú caerás.

T de S
MRGC
Namaste