viernes, 14 de junio de 2013

Sábanas de seda

"Para el amor entre las sábanas
de seda, tú y yo".

Tú, esa sangre que llevo dentro,
ese cóctel de extraño sabor que
me arde en fuego, como el silencio
de mis manos directo a tu corazón,

yo, la madrugada entregada al alba
mientras tú ardes en espera, las
cadenas que arrojo al mar cuando tu
amor golpea mi puerta, un alma perdida por tu amor,

para el amor,
no importa que merezca la atención si
lo atas con todas tus fuerzas, que en el
fondo de su espejo descubras lo que siente
o lo que piensa, si se desnudan las estrellas ante cada
promesa o si es tan breve el sentir, que
siempre es siempre todavía, para el amor, el
viaje a la luna es entre sábanas de seda, tú y yo,

tú, con una estela que nunca se acaba cuando me
acaricias, tú, que te quitas las ropas como
una cenicienta hacia la mar, tú, que te abandonas
a mi piel tras el desvarío del amor,

yo, quien separa los colores y se guarda en la
cárcel de tus ojos, yo, que dejo en mi rostro tus
manos y mis manos, que no olvido que tu
nombre sabe a rocío, yo, el regreso de tu eterno río,

para el amor,
la primera mirada es la que vale,
el primer beso es la pérdida de la cordura,
y la primer pregunta es ¿cómo has podido vivir
sin mí?, somos culpables de este momento, tú y yo,
porque somos aquel rasguño que le robamos
en susurro al atardecer, porque sentimos más
allá de lo permitido,

tú, la melodía en la que se ahoga mi voz,
yo, que sólo puedo soñar contigo,

¡para el amor,
no todo se olvida al despertar!

T de S
MRGC
Namaste