martes, 11 de junio de 2013

Ram

Mira una flor,
y como el agua la recorre desnudando
su aroma, y como su sombra palidece
ante su color, mírala con amor,
como si la vida dependiese de
esa mirada, acaríciala como a tu
pelo, descúbrela como a tus manos,
regálale tus pies descalzos de andar
ruinoso en un beso, vuélvela tu espejo,
si te encuentras en una flor sabrás
que una vez, tú fuiste brisa,

oye una sonrisa,
y como el alma dibuja en el aire
sueños y más sueños conformando
un paisaje, siente a esa voz risueña
como un valle, imagina los pájaros
cuando cantan, visualiza el alba
cuando el sol despierta y la luna se despide,
descubre su cuerpo como un aljibe,
de sabor cristalino su aliento,
de secretos de río su piel,
atrévete a su miel, cuando oigas una
sonrisa sabrás que una vez,
tú aceptaste el cielo,

siente de un ave, su viento,
y la bravura erguida de sus alas cuando
conquistar es la consigna, cae en sus
heridas cual piedra, como cuando las olas
del mar golpean y los deseos revolotean,
piérdete de espuma y sal y arena
y simplemente respira, deja que la alegría
del universo te llene, te conmueva, te cobije,
olvídate de tu nombre y de mi nombre,
las hojas de los árboles se mecen ante ti
como dándote la bienvenida, cuando
sientas que tus aves todavía,
sabrás que una vez tú hiciste del sendero
todos tus días,

llora y acepta el amor,
y el dolor que amar conlleva, porque cuando
amas te entregas, das todo de ti como la luz
de cada estrella, porque amar es una promesa
que no haces a nadie salvo a ti, y entonces
acaricias las madrugadas, y agradeces cada mañana,
y sueñas con imposibles porque el amor es
valentía, y actúas sin vergüenza,
porque nada debe avergonzar el hecho de amar,
porque cuando se ama se da, y entonces lloras,
y sabrás que una vez tú fuiste lágrimas,
como esas gotas rocías
cuando el cielo recuerda,

grita RAM y espera,
y cambia como el camino y como todas las cosas,
vuela,
vive en paz, en armonía,
RAM ... simplemente ama.

T de S
MRGC
Namaste - Agape