viernes, 7 de junio de 2013

Mis ganas de amarte

Tengo ganas de mirarte
con esos ojos que desgarran,
como enmudeciendo los párpados,
para que no se me escape nada de tu alma,
tengo ganas de necesitarte,
de pedir que te quedes y también mañana,
y ser el incipiente verso que te escribo,
el testigo y el hombre de ti, cuando tú amas,

tengo ganas literarias
de ser el desamparo de la tierra en el mar,
y encontrarme casual con tu piel tumbada en la arena,
y ser el que deja en tus labios la sal, y el fuego, de este cielo del sur,
tengo ganas del albur,
de apostar todo a perderme y olvidarme,
a pedir más de lo que puedo,
a seguir soñando porque aún no te tengo,

tengo ganas de enamorarte,
de ser el temblor que te invade, de tus manos el paisaje
que en goce desean, de tú y yo sin otro aliento
que el sol y que la luna,
tengo ganas de tu ternura,
de atardecer en tu cuerpo, de volverme tu silencio
cuando estás vencida y sin fuerzas, ganas de ti, princesa,
mientras duermen mis aves a la orilla de tu sangre, a por tu amor,

tengo ganas de tus ojos en mí,
de tu voz, emboscando mis palabras,
del llanto del mar que le debe su blancura a tu piel, ganas de ti, mujer,
de ser tu ladrón y el robado, y el pájaro abandonado de tu poesía,
tengo ganas de tu vida en mi vida,
del árbol desnudo en otoño y la flor arrancada en primavera,
ganas de ser en quien piensas, tontamente,
como tu cabellera al aire y enamorada,

tengo ganas de amarte
con un amor más allá del amor,
con un amor que no regrese porque no ha partido,
con un amor que clame o calle pero siempre junto a ti,
a ti, que juegas a ser mi razón y mi paisaje,
a ti, que en tu horizonte me encuentras cuando sueñas en mí,
a ti, que eres el viento que mece y me detiene y me vuelve su morada,
a ti, por besarte a fuerza de vaivenes de la mar,

tengo ganas de tus alas en mí.

T de S
MRGC
Namaste