jueves, 6 de junio de 2013

Mirarte

Mirarte es un viaje mío por tu cuerpo,
lejano y al tiempo cercano de mis miedos,
como una extensión de mis dedos
aconteciendo en tus olvidos,
mirarte es atravesar nuestro camino,
oculto y vedado y sin embargo,
nuestra más firme convicción,

mirarte es decubrir huellas en donde no
existen senderos, es adivinar el derrotero
de mi absoluta libertad, es acompañar
el follaje casual en el que a veces se oculta el amor,
para sentirse más seguro, dejando tras de sí un riego
de pétalos que le permitan regresar, porque mirarte es amar,
avanzar sin márgenes y en silencio,

mirarte, y que de pronto seas una barrera que me
deslumbra y secreta, una urgencia dejada
como un fugitivo parecido al sol, mirarte y hacernos el amor
sin tocarnos, en una salvaje desolación acumulada,
vertiente nacida y precipitada en nos,
mirarte, como se descarga una fuerza vertiginosa,
afanosa de cruzar como si fuese la última hora para ser,

mirarte, una vez y otra vez y otra vez arrojado a ti,
súbitamente y pequeño acorralado en tu regazo,
ignorando quien soy,
en manos del amor que de ti me conmueve,
siendo acogido por tu seno, descalzo y embravecido,
de tu mismo amparo,
de mis mismos sueños,

mirarte,
como un revivido nunca olvidado relato,
como una palabra que es sentimiento,
como la intimidad de uno mismo revelada,
mirarte al hablar hacedor de la piel,
mirarte mujer, por haber vivido o escrito,
por ser verdad o poema, mirarte como el poeta
que aprende de lo demás, cuando mira,

"la conciencia de ser un hombre, de creer en ti,
porque eres tú mi poesía" .

T de S
MRGC
Namaste