miércoles, 5 de junio de 2013

Los que mandan

¿Quién es?,
pregunté cuando la vi corriendo,
cuando a las puertas de quienes mandan
la oí golpear, cuando entre parar y
dar sus brazos la sentí sollozar,
y mientras lloraba, atormentar su llanto,

¿quién es esa que encierran?,
de belleza extraña que vaga entre ser reina
y esclava, altiva, encendida y robusta,
sombría moral entre ruinas,
¿quién es la de la vida?, esa de pájaros en redes,
harén de mil mujeres y silencios como daga,

¿quién es esa olvidada?,
dueña de un morado beso sin manos,
de labios fugitivos y murmuraciones veletas,
de confundidos dibujos y lluvias que alguna vez,
si se desprenden del cielo cual estrellas,
como si hirviera el mar mientras las aguas se inundan,

¿quién es esa que está en brumas?,
de sueños de bellos fantasmas,
que se aqueja de su calma por callejuelas desiertas,
¿quién es la de la espera?, la que aguarda
frente a sus ojos, la que siente en el rostro pesar
el tiempo de sospecha en revolución,

¿quién es la que pudiera el amor?,
la que si se atreviese a la duda sería una verdad segura,
la que si ganara la mitad de la calle
sería para muchos un nuevo paisaje,
con mesura pero también con coraje, ese que da la voz
cuando pide "nunca más a los nunca más",

¿quién es la del ropaje salpicado de escombros?,
los vientos la llevan,
los miedos la arrastran,
¡se esparce nuestro corazón mientras ella escapa!,
¡impotentes gargantas mientras todo es castigo!,
¡que te levantes pedimos!, jamás mudos, jamás jaulas,

¿quién es la que muere vestida de humildad y arrogancia?,
y los que mandan, mandan,
y los que mandan, mandan.

T de S
MRGC
Namaste

(Cualquier semejanza con la Democracia y la Justicia
es pura coincidencia)