miércoles, 5 de junio de 2013

La luna, mi luna

El amor una grieta,
un alma donde vibrar,
una mirada en los ojos, quieta,
una promesa en un rosal,
una noche en la piel despierta,
un espíritu al que soñar,
el amor un nombre, o dos,
una palabra al amanecer,
caer en un corazón descubierto,
dejarse navegar y fluir,

el amor a por llegar
abrazado a la lluvia hasta ser,
una raíz coronada de espinas,
una hierba entre tanta pasión,
el amor una razón que de pronto
las hojas desnudan en el camino,
un ciego momento de frío que las piedras muestran,
cuando es cierto el río y todo tiembla alrededor,
el amor, el amor es quien llena las copas de vino,
mientras el cielo aroma lentamente los cuerpos,

el amor un silencio,
un recuerdo traído desde muy lejos
cuando el espejo es nunca, y siempre es lo que se espera,
porque el amor es la inquietud que se oye,
es el barro que labra al poeta cuando escribe,
es saber el antes del amor al recordar su boca,
es la sed que provoca levantándose en susurro,
es un mundo de tinieblas entre húmedas hojas,
es buscar lo abandonado,
es el vacío en las manos sabiendo que hay algo más,

el amor un quizá,
dónde y cómo latir más allá de las heridas,
ser un día de fuego y más tarde ser frágil en el aire,
un arrebato del mar contra la arena indócil,
un racimo de una sola gota de eternidad,
porque el amor es la sombra recién trabajada de un hada,
el alba de la indeleble nube que se impone,
es una plena mujer inmensa en la oscuridad,
es un hombre que confunde, porque para él el amor es un combate,
es dos cuerpos beso a beso, un delicado camino de sangre,

el amor la luna en ella, como un laberinto,
la luna, mi luna.

T de S
MRGC
Namaste