jueves, 6 de junio de 2013

Dos palabras ( te amo )

Dos palabras,
tu alma y mis versos,
tu alma de pétalos dispersos
que como el viento, vague inquieta
por mi piel repitiendo tu nombre,
mis versos, que quisieran tocar la orilla
de tu lejanía, que quisieran me vieras
pasar, con paso lento, dejándome llevar por ti,

dos palabras,
tus ojos y mis labios,
tus ojos rompiendo rapaces en la fragilidad de mí,
cuando me sientes, mis labios,
que pudieran hundirse en tus suspiros
para desearte, para olvidarme en el
perenne mar de tus pies,
como la luna que se filtra entre tus ramas
deteniéndose en tu boca,

me provoca de ti, dos palabras,
tus tardes y mis noches,
tus tardes, que como un ave infinita son una
suerte de tiempo que me regalas,
cual golondrina, mis noches,
en las que naufraga mi deseo de ti,
cuando quiero amarte ahora y no te encuentro,
cuando quiero temblar en tus dedos,
poco a poco,

dos palabras,
tus sueños y mis oídos,
tus sueños, prisioneros del aire que quisieras no entender,
porque te muestran como tú eres, mía, cálida, pequeña,
mis oídos, que se nutren del paisaje
que me libera a ti, de frío sutil e inquieto de ser tu amante,
con tu cuerpo lejano, con mis caricias distraídas de tus pájaros,
con el ruído de mi aliento que se va, tras la pasión de ti,

dos palabras,
tu silencio y tú,
tu silencio, que te embriaga cuando juegas conmigo,
con mi recuerdo, con mi silencio también, porque somos ese
despertar que no despierta, ese resistir sabiendo que no,
tú, que nunca serás,
que nunca podrás ser distinta a la sangre de mi hombre,
porque eres la razón que me dispone,
la respuesta a la pregunta que no te atreves,

dos palabras,
porque nuestros sueños nos sueñan y nos crean.

T de S
MRGC
Namaste