lunes, 10 de junio de 2013

Dos colores en el viento

Somos dos niños de jabón en pompas,
que aún buscamos al despertar aquel
paraíso cargado de infancia, no importa ya
nuestro cuerpo ni los avatares que el tiempo
que a veces nos recuerda los años, aún somos
los peldaños que prestos trepábamos a por los sueños,
somos dos cielos en uno,
obsesionados por una tenue memoria,

somos dos niños con historia,
cuando bailar era conquista,
cuando contar significaba perder la vista,
porque nos sumergíamos tú y yo en una fábula de hadas,
aún somos la voz con que nos despierta al alba,
el sol con sus caricias robadas, la luna con su hasta mañana,
y un beso olvidado en las mejillas, aún somos esa sonrisa
nerviosa que culpamos a la sombra,

somos dos niños que nuestra piel aún nombra,
el salto de mojarnos por la lluvia, la duda de saber si
allá lejos, nos seguiremos sintiendo igual, aún somos el
cristal y nuestras lágrimas a los lados, y las manos entrelazadas
cuando el paisaje se perdía a nuestro paso,
somos el regazo, de mi cabeza buscando cobijo
más acá de tus piernas, de tu cabeza entregada al ansiado río,
más allá de las promesas,

somos dos niños mirando las estrellas,
con ganas de jugar en total libertad,
"me empujas y te empujo",
"si me jalas del cabello yo haré lo mismo",
"¡piedra libre, te atrapé!", un hombre y una mujer
que se resisten a crecer, así somos, juguetes sin censura,
la contínua porfía, la bravura de nuestras bocas,
dos niños en peligro real de rebelión,

somos dos niños vibrando en el corazón,
viviendo su propia vida de acuerdo a sus deseos,
o intentándolo por lo menos, ¡nos gusta tanto soñar a ti y a mí,
que muchas veces siquiera nos cuestionamos si todos nuestros
castillos son de arena!, simplemente seguimos, nos reímos juntos,
somos cómplices de nuestro camino y hasta de nuestras caídas,
es la vida que elegimos, ser dos niños íntimos, una creatividad
preciosa, una inteligencia no adquirida,

somos dos niños sin heridas,
dos colores en el viento, tú y yo.

T de S
MRGC
Namaste