jueves, 6 de junio de 2013

Creer en ti

Quiero creer, como se escribe nuestro
nombre en la arena,
como se iluminan por dentro las mañanas
cuando caminas hacia mí,
como la caricia que convences con amores
más no quieres prometer,
que me besarás a mitad de mi pecho,
que provocarás mis excesos,
quiero creer en nuestro amor.

Con un abrigo lleno de agujeros me visto de ti,
para que tus sueños se repitan en mi piel,
para que permanezcas en mí
y me vuelvas tu hombre,
ese hombre que te besa como si el mar
fuera a extinguirse,
ese hombre que dibuja en tu cuerpo la
quietud de una rama,
la fidelidad de un pájaro,
la plenitud de una nube,
la integridad del tiempo cuando tus ojos en mí,

quiero creer en ti,
en tu callado temblor que provoca mis latidos,
en el desafío de enamorarme de ti sin
más razón que el amor,
el amor que espera dulcemente arrobado,
el amor recién abierto a las manos,
el amor que precipita tus pasos,
que impulsa mis suspiros, que corta mi viento
y te hace inalterable en mí,
¿qué importa si tú y yo no llevamos el mismo rumbo?,
yo quiero creer en nuestro amor.

Desato mi voz cuando te nombro,
soy como una lluvia en torrente que besa tu humedad,
que duele en soledad,
que cala hondo en tus deseos,
¡amor primero y eterno, amor íntimo tan tuyo y tan mío!,
dame la noche cayendo en mi luz cuando casi dormido,
dame lo que has venido a buscar,
mi boca rendida,
mi alma presa de tu alma,
mis lágrimas cruzando en tu rostro abandonadas en ti.

Quiero creer en nuestro amor,
y que cubras mi espalda con tu silencio,
y que te quiebres
con tus senos desnudos prendidos,
con mi cuerpo desnudo en tus ojos,
y que me toques mil veces esperando por mí,

y en un gemido encadenado, sin prisa,
ceñido a ti, improvisarme a tu aroma,
mecerme en tu amor,
amarte en la entrega.

T de S
MRGC
Namaste