viernes, 14 de junio de 2013

Contemplándote

"Torrente de pasión sobre el
silencio, pequeña vida en esmeralda
abrupta, agua salvaje de una noche
en manantial, casual aurora
de rodillas, contemplándote".

Marcelo

Amor, cuando caes en mí como
herida, eres un acantilado que
castiga al cielo, te vuelves mar
arrojando por el aire los secretos,
rompes apenas tu arena, y apresas mi río
encarcelando mis lágrimas,

amor, a tus alturas yo estoy
encadenado, de tus desnudas espaldas
yo me he vuelto gota, me conduces
a tu cama, eres el final de mi boca,
te precipitas a mí bajando tus manos,
la rama que me vincula, mi amor, mi frontera,

amor, sumergido en ti desde el
tiempo de tu viento, el alma mía
de mi reino, los sueños que no alcanzo
pero quizá mañana, una sombra gitana
saliéndose de tu pecho, un blanco deseo
interpuesto entre tanta realidad,

amor, amor, amor, desde antes de
conocerte yo esperé por ti, ¡sabía
que tú existías!, terminé saliendo del
camino viviendo un tiempo en el valle,
¡y fue ahí que descubrí tus ojos en el paisaje!, amor
acechando en mí, de mí tu ya me conoces,

amor, hacia todas las vidas este amor
me trae, desde todas tus vidas este
amor en mí, descansa, ¡como cuando
te beso y tú me contestas desandando tu cabeza
en mi pecho!, ¡como cuando te encuentro, convencido
que no podría hallar jamás esencia más bella!,

amor, princesa, ¡tu cabellera ligera como el sol!,
¡tu sexo de luna como yo quiero la luz!,
amor, como una hoja de árbol así nuestros
labios, un amor verdadero tan intenso como
prolongado, un amor que duele en las manos,
un amor de cartas de amor desesperadas,

amor, tus alas son más azules desde que volviste a mí.

T de S
MRGC
Namaste