lunes, 24 de junio de 2013

Enamorado de la lluvia

De su rostro dulce que se desliza
entre cabellos de lágrimas por los
cristales, de sus manos que son
recuerdos cuando humedecen, de
la infinitud de veces en que la creí
árbol, y sus gotas un manantial de flores
que miraban, que acariciaban la
corteza de la piel, como quien
esculpe la piedra, como quien
espera desnudo, confiando,

enamorado, mientras el agua cae
por mi rostro dejando sueños,
surcando senderos en tenues
caricias, como el amor cuando es brisa,
y me lleva suavemente más abajo, más
arriba, aceptando las heridas
que por ser pescador un cántaro, que
por sentir como red, los brazos de tu océano
pasaban por entre secretos y cuerpos y nuestras sombras,

enamorado, la lluvia de mi alma dormida es
un amor asombrado, es un mar que en el pecho
vibra, contenido, es una estatua de arena que
tú y yo recogimos cuando la lluvia nos cobijó,
y nos hizo el amor por días enteros, enamorado,
así el desafío que se levanta de la palabra que
es trigo y que el sol quebranta, enamorado,
soy un extraño a merced del viento,
soy una luz que tiembla abrumada de humedad,

enamorado, ¡ay lluvia!,
¡gástame el corazón!,
¡destíname a tu arena!, de las estrellas dame tu travesía,
del cielo tus vidas, de la noche tu aroma,
¡lluvia, errante lluvia empinada en mí!,
¡navega conmigo, no me dejes caer!,

enamorado,
te miro,
¡una rama de ríos sin aire se ha vuelto mi luna!

T de S
MRGC
Namaste