jueves, 6 de junio de 2013

Porque tú amas así

Tú te vienes a mí, así,
sucediendo serena y libre y fiel
a tu aire, así, indiferente
a la luna que igual te envuelve,
cómplice del amor que susurra
en tus silencios, porque tú amas así,
sin preguntas, tan simple, tan cierta
y tan frágil como un espejo,

tú te vienes a mí, así,
niña de sombras tiernas,
mujer de piel palpitante abrazada a las estrellas,
como el cielo agua de mar que tú me puedes
cuando me piensas, porque el amor te hace así,
soledad que se bebe escrita en sangre y sueños,
dos momentos, tu llegar a mí y mi espera,
como dos labios íntimos de alas extendidas,

tú te vienes a mí, así,
desnuda, en llama ardiente de ti que trae tu nombre,
como un remanso en donde sólo tus manos
perturban la quietud,
porque dentro de mí tú entras, aunque no lo digas,
pidiendo un amor tú te vienes a mí,
apurando la noche, en contínuo desborde de tus dedos,
y el tiempo que no es el tiempo, y las palabras que faltan a la cita,

tú te vienes a mí, así,
en un gesto de tu cuerpo provocando mis ojos en ti,
con una voz que no alcanzo a oir pero me conmueve,
abarcando todo de mí,
como un verso perenne que desciende de mi boca,
¡para el aliento que calla no hay memoria!,
y tú te hundes y encaminas nocturna de amor,
¡cada instante es un latido menos que me libera!,

y tú te vienes a mí, así,
tú amas así, ¡porque sólo te creas cuando amas!

T de S
MRGC
Namaste