sábado, 29 de junio de 2013

Llueve sin llover

Mi corazón no cae desde el cielo
empero, está formado por gotas
de lluvia, el viento murmura en mi
alma como nubes en calma, pero sin
nubes, se oculta el sol en mi piel y
no hay tormenta, como un manantial
de estrellas así brota mi amor,
¡mientras tanto llueve sin llover sobre mi cama!,

los relojes huyen de mí,
pero no hay distancia, una fragancia
envuelve el aire de los árboles, es tu aliento,
como desnudando las hojas, ¡no sé lo
que me dice el mar cuando me habla!,
su cantar sabe a gemido, como un río
se redime entre su oleaje y mi arena,
¡no sé por qué calla tu voz en mis poemas!,
¡mientras tanto llueve sin llover, sin apagar mi llama!,

se rompen mis cristales por el grito de las
ramas, la tempestad acosa, es el dolor del
eterno pero no hay dolor, ¡amor mío!,
¡amor amado!, si pudieran mis manos
contigo, amar contigo inventando estrellas en
cada esquina, ¡al descuido muestra mi vida
su cabellera al aire libre, sin paraguas, desvelada!,
si por mirarte y sentirte a mi lado
yo te adorara, si por ser quien soy yo pasara
y eso me valiese aprender a enamorarme,
¡mientras tanto llueve sin llover, y tú buscas
refugio en mis ventanas!,

si la lluvia se abriera en mis brazos,
si mis manos fuesen un pañuelo a mitad
del otoño, a un lado del fuego que aún
perdura en mi rostro, si los recuerdos
un encuentro de mi Tinta Sangre con tu piel, ¡si
por amarte mujer!, si por desearte tu vientre
se mostrara selva, tus ojos piedra ardiente,
si ser valiente se tratara de tu voz, y de mi voz,
si el amor, ¡ay amor!,
¡mientras llueve sin llover a paso lento!

La muchacha que me robó de amor, mira de tarde,
tendida en mi nombre estalla en mí, un suave sol
la devuelve a una especie de niñez,
un silencio en mitad de la calle me embarga,
¡tengo miedo de soñar!,
mi lecho está deshecho como si el amor alguna vez,

¡mientras tanto llueve sin llover,
llueve sin llover y tú no estás, y tú no sabes!

T de S
MRGC
Namaste