lunes, 24 de junio de 2013

Destello

Me preguntas si te quiero,
por las rosas que en el tiempo
se han perdido sin caricias
ni consuelo, sin la brisa del
aliento que los besos TÚ
me preguntas si te quiero,
pregunta más bien por las huellas
que tus ojos han dejado en mi alma,
por el destino que tu nombre me depara
cuando en el silencio te escondes,
no preguntes si te quiero,
me vuelvo inmemorio en el recuerdo de tu voz,

me preguntas por mis manos,
si han arrugado el lecho como el viento,
si han sufrido el destierro de la última vez hasta hoy,
como un final sin lluvia que sale y entra de
tu cuerpo a mi cuerpo,
y sale y entra y sale
me preguntas si te deseo,
mientras sueño a no soñarte para volverme tu amante,
que te busca en penumbras,
que abraza tu piel desnuda,
amante que deja amarse con ternura,
con miradas cómplices, vuelto un rumor del ocaso
y una poesía de cada aurora,

me preguntas por mi piel,
¡pero mira!, hablan por mí los papeles entre rimas y versos,
y gritan ¡vaya si gritan los TE QUIERO!,
¡claro que TE QUIERO!,
si me muero cuando te miro desde el fondo de los espejos,
niña, ¡mi niña!, ¡mi chiquita!, ¡mi princesa!,
¡si supieras cuántas lágrimas de amor
hicieron interminables mis ríos!,
la vida me hizo dueño de una luz que no pude tener,
no preguntes por mi afán de ti,
soy un insensato de tus deseos infinitos,
como un manuscrito que habla de ti pero ciertamente no te nombra,
como una sombra que se parece a dos,
TÚ, que me dices vámonos lejos de todo pero juntos,
TÚ, que pareces haber sido imaginada,

me preguntas por mis alas,
por las nubes que resbalan y arremolinan mi sentir,
por la caída que nunca sangra y
por el abismo interminable de la libertad,
porque quererte es en mí la verdad,
el decanto de la arena por más arena y más vida,
no preguntes si te quiero, ¡no hace falta!,
aún está el aroma en nuestra cama,
hasta casa, nos trae de vuelta vez tras vez,

me preguntas si te quiero,
un destello de felicidad no es excusa,
¡no voy a negarte que te quiero!

T de S
MRGC
Namaste