viernes, 7 de junio de 2013

Quererte

Quédate donde estás,
yo iré por tu recuerdo,
te miraré a los ojos sólo como se
pueden mirar el mar y el cielo,
abrazaré cada uno de tus abrazos tal si
fueran el primero, y haré un
trato contigo reconociéndome en tus manos,
sabiendo tus sueños los míos,

no estés alerta a mi encuentro,
guarda para mi llegada los amaneceres que
no hemos compartido, las caricias que el río
desnuda a nuestros pies,
sonríe para mí mujer, como tú sabes, como aquella vez
y yo haré un trato contigo,
escribiré para ti el poema que aún no he sentido,
declarándome tuyo, como siempre ha sido,

siéntete viva cuando te digo,
que aprenderé a construir lo que no se ha podido
en un solo segundo, sobrará el sol para un mismo día
y entenderás que nada, nada de ti en mí se olvida,
por mucho que pase el tiempo amor de mi vida
yo haré un trato contigo, te volveré a ver así,
desnuda y por mi bien tomar,
queriéndote amar, entre mi piel y el mar y el cielo,

enséñame quien de tus estrellas me conoce,
pregúntales quien me trajo a ti,
quien se coló en mis noches y grabó tu nombre en mi cuerpo
para nunca dejarte ir,
sé y tú sabes que este amor no es nuevo para ti,
cuéntale a tu voz que mi voz es algo
más que palabras y yo haré un trato contigo,
seré el presente de tus labios y mis labios en tus mañanas,

y yo me tentaré en tu voluntad,
mis ojos y mi corazón van por tu niña dormida,
mi niño sabe de ti, se reconoce en tus mejillas,
mi dulce locura de ti me vuelve pequeño y menudo,
¡y me pongo a temblar!,

yo creía quererte, ¡no tenía idea de cuánto!

T de S
MRGC
Namaste