jueves, 20 de junio de 2013

Culpables

Te amo,
con un amor que se desenreda en
el viento errante, que camina distante
persiguiendo tu piel, que se cuelga
del sol, a veces luna, a veces tormenta,
a veces ternura, te amo, mi alma suena
una vez y otra vez por tu cuerpo lejano,
te amo y te siento, mis manos son un
puerto, tu boca mi horizonte,

te amo,
mientras te voy amando voy siendo
aquel hombre que tú esperas, el que
encuentras cuando despiertas, con el que
sueñas, cuando las sábanas son demasiado frías
y la cama un mar inconquistable, te amo,
mi niña frágil, mi simpleza en la mirada, mi
tímida y alegre mujer como una sonrisa en el agua, te amo,
eres la fuerza de mi voz cuando te busco,
la embriaguez de mi llama, cuando te extraño,

te amo,
con un amor desnudo, cálido, profundo,
un amor que nada contra el crepúsculo y se abre
a ti, cayendo en tus labios, creciendo en tu
vientre, regresando a tus pechos, te amo,
¡la brisa en mis noches gira cuando no estás aquí!,
¡y tú con los brazos extendidos!
¡ y tú con tus ojos fijos que me miran!,
¡eres todo lo que he perdido!,
¡eres más de lo que ansío encontrar!, te amo
en torno a ti, hacia donde tú quieres,

te amo,
¿sabes?, en los cristales llueve, la gente pasa a prisa
como queriendo guarecerse de ese cielo que cae
impiadoso desde lo alto, ¡nadie imagina que yo te
amo, que te deseo!, ¡entre las gotas que marcan
el camino de las hadas!, mis versos,
¡entre el silencio que acosa a las nubes!, el delirio
de los pájaros donde mis besos anclan,
donde un solo pañuelo blanco late solo, enamorado,

te amo,
¡y tú me miras lejana!,
¡y mis palabras, culpables de este sentimiento!

T de S
MRGC
Namaste