viernes, 14 de junio de 2013

Bienvenido amor

Luces distinto,
más alto,
más profundo,
más dócil,
más susurro,
distinta es tu mirada,
¿extrañarme te puso así?,
¡bienaventurada sea entonces la distancia!,
todo este tiempo de no sentirnos,
de creernos olvido y sin embargo,

bienvenido amor,
¡estoy sorprendido!,
¡pudiste ser tantos, como tantos los
amores que te recorren!,
¡pudo tantas veces el amor ser el desborde,
casi sin ver, como pájaros pintados en los muros!,
pero aquí estás,
casual, atrevido, abrazado y crepúsculo,
con un amor que sabe a mundo,
esperando que mi viento desnude una a una tus ramas,

¡calma amor!,
mis aguas aún no llegan a tu arena,
mi cielo se acostumbró a la quietud
¡y ahora vuelves!,
¡acaríciame despacio!,
quiero que me cuentes de tu último sueño
que yo te contaré de mi última esperanza,
¡bienvenido amor!,
estás solo, estoy solo, la soledad puede ser
para nosotros una cuna de confianza,

¡cae conmigo amor!,
que cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo
nuestras manos puedan atraparnos o liberarnos,
puedan sabernos cansados pero encontrándonos
en nuestros ojos, en nuestros labios, como
árboles, como hierbas, ¡después de todo hay
infinidad de hombres y mujeres que aún no
hemos sido!, a veces tenemos lo que nunca tuvimos,
a veces sufrimos por miedo a tener,

¡quien lo hubiera dicho!,
¡bienvenido amor!,
la vida se ha ido desgranando en los espejos
y al fin de cuentas ¡tan sólo tú, tan sólo yo!,

¡bienvenido amor!,
mañana no es una página en blanco.

T de S
MRGC
Namaste