miércoles, 12 de junio de 2013

Amor despacio

Despacio,
no intentes convencerme
de tu boca, no más, bésame,
mi razón será semejante
a tus ojos viendo tu alma en
ventanas abiertas, despacio mírame,
mi impuro tiempo donde a veces
guardo la desmemoria
te seduce a por tu piel,

despacio tócame,
con el tenaz murmullo de un enredo,
con nada que ocultar
y todo por delante, siénteme despacio,
como quien no sabe para qué son las alas,
erguida sobre mí despacio mientras puedes,
quítame las ropas y la virtud y los secretos,
y despacio muy despacio,
hazte el fuego voraz que me consume,

despacio, crece despacio,
hasta hacer volcán el cuerpo ardido,
hasta el río profundo de la sangre
llorando en gotas rotas por el aire,
amándome mientras el viento despacio se escurre,
despacio, encontrando uno a uno los instantes
de pasión y de olvido,
como en un profundo y vacío gemido respírame despacio,
y derrama en ecos tus manos sobre mí,

despacio, lléname despacio,
en el silencio del silencio que nos habla,
en la quietud absorta de la herida,
en las caricias detenidas de un pájaro sin su trino, despacio,
¡todo es espacio cuando estás desnuda sobre mí!,
¡todo es paisaje cuando desnudo me ato a tu suspiro!,
despacio, muy despacio,
cautivo de tus brazos, amándote por eso,
deseándote realizada en libre exceso, despacio, tú en mí,

despacio, ámame despacio,
y el rubor de nuestra sien forjará nuestros sueños,
y por cinco minutos olvidaremos el son de las cadenas,
y seremos tú y yo el corazón despacio del amor,
el amor que nos cruza en forma indefinida,
dulcemente perseguido por mis labios y por ti,
despacio, despiértame despacio,
con la huella de dos besos purpurados, en la orilla de mi boca
lado a lado, y despacio en el borde que resuena, ámame.

Ámame cuando me beses,
cuando transparente y profunda me sueñes, ámame,
despacio muy despacio como el mar, al azul que lo conmueve.

T de S
MRGC
Namaste