jueves, 20 de junio de 2013

Amarte

Amarte, dejaré libre el misterio
de mis manos por tu cuerpo,
te alcanzaré descubriendo tus
secretos más profundos, pintaré
de azul oscuro tus labios, tus latidos,
hasta de tu cielo más lejano colgaré
un poema, ¡no iré a la cama, no aún princesa,
no hay prisa!, amarte será la consigna
hasta convertir tu piel en mi nombre,

amarte, ¡tengo tanto que aprender de ti!,
de tu cabello, cuando lo dejas suelto y me
acaricias, de tus sonrisas, cuando sin nada
que decir me provocas la mirada, de tu desnuda
espalda que parece marcar el camino, que
sólo las velas cuando te alejas, que quizá
un gemido, cuando mis dedos, amarte,
descubriéndote como Picasso, elevándote como
Neruda, sintiéndote como Machado,

amarte, serena, silenciosa, paciente,
recorriendo lentamente tu boca,
descansando en tus párpados mi aliento,
¡mis versos saben a ti, cuando te miro!,
¡mi sexo huye de mí, cuando te extraño!,
mi alma tiene dos momentos para amarte y amarte más,
amarte en la palabra, en el fuego que consume
las alas, cuando no es necesario acercarme para
saberte mía, solo mía, para aceptarme tuyo, enteramente tuyo,

amarte, hablándote del dolor,
soñarte, rompiendo tu encierro como un fruto
que se expone al sol, sediento, tu corazón
vagando por mis campos, tus lentos pasos de
alcoba susurrándome al oído que por mí mueres,
que me amas, que somos uno del otro el destino,
amarte, según te vuelves sensible y yo te miro,
sin decírtelo, te miro,

"para alguien que siente a su lado, morir no
es todavía, morir es melancolía, por amarte,
por amarte más",

amarte, como ama la incoherencia fatal de mi alma.

T de S
MRGC
Namaste