lunes, 18 de septiembre de 2017

Feliz Aniversario Marce

Porque somos profundos,
porque tenemos una esperanza
de pájaros y de caminos largos,
porque vivimos en la vida del otro
y somos como un grito frente al mar.

Porque nos estiramos hacia
el cielo hora tras hora,
porque somos como un fuego
anudado en el cuerpo,
porque sentimos en el alma una hondura
que gota a gota nos va llenando,
porque nos elegimos como una hierba
que enseña la libertad.

Porque somos el amor justo
y después de dos años,
ese rocío que vaga entre los libros y los tejados.

FELIZ ANIVERSARIO MI AMOR,
te amo Marcela Bricca (mi Marce)
17-09-2015 / 17-09-2017

Marcelo





miércoles, 13 de septiembre de 2017

Marcele

Vivo y lo hago poéticamente,
Marcela tiene mucho que ver con ello.
Mis objetivos, mis principios,
hasta mis promesas van de su mano
y no hay imposición,
simplemente los momentos se parecen.

Ella y yo nos desafiamos,
somos la exacta diferencia que nos
unifica y nos integra,
y la verdad nos repite a diario
que juntos es un poco mejor,
que dos es mucho más que uno y uno
porque dos es lo humano de nosotros.

Pienso y lo hago poéticamente,
Marcela es la convicción.
Mi razón en términos de conciencia me justifica,
me enriquece la fuerza de esta convivencia,
la comprensión de este proyecto,
esta idea profunda por despertar.

Ella y yo somos esa vocación
por el sueño extraordinario,
y creemos en la realidad
mucho más que en un cuadro,
y las palabras nos dicen lo suficiente
para sublevarnos de los sentidos,
nuestra relación es nuestro momento
y lo demás poco importa.

Siento y lo hago poéticamente,
Marcela es la libertad que me irrumpe.
No hay desesperación en esta intención
de elegirla y saberme elegido, los años
tantas veces interrumpidos son hoy naturales,
estar vivos y juntos no es casual,
la vida que tenemos no es frágil.

Ella y yo somos ese mañana lógico,
ese mundo que se detiene en el rostro
y no hace falta entender más,
esa pintura que se pinta con familiaridad,
esa presencia que recupera el asombro
porque no hay segundas partes,
hay un camino que se camina y uno
llega donde debe llegar.

Mi experiencia es auténtica y poética,
su nombre es también mi nombre.

Título: MARCELE

Marcelo Roberto Galán Capel
Poeta

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Cristina ¿dónde está?

Y mi pregunta es por tanta
cara tapada y por tanta mentira,
porque una cara que oculta su piel y sus ojos
es como un árbol entre el polvo,
porque la mentira arroja piedras
para no dejar sembrar.

Cristina ¿dónde está?
¿Dónde ese fondo sin agujero al que lo arrojaste?
¿Dónde el tiempo de temor y de miedo
para tu voz más dura?
¿Todo por un infértil intento de duda?
¿Todo esto por despejar a la justicia de tu cuerpo?

Me lo dice la fuerza de la razón,
me lo dice el "bombo" que hacen tus ovejas,
me lo dice este invierno que a veces
es tan frío como un muerto en una caja
¿dónde está? ¿Cuáles son las metas de ese otro lugar?
¿Dónde está su suerte? ¿Dónde la verdad?

Y en una habitación espera esta
intención provocada, esta realidad en el desierto
leyendo un diario de miserias,
una creencia o quizá un rezo
o hasta un veneno mortal mapuche,
mi pecho se hincha por tanto y por no maldecirte.

Cristina, recuerda lo que digo,
viene el cielo,
viene un torbellino imprescindible,
viene la hora dura que tortura y que gobierna
viene el tiempo de tu culpa,
y yo intentaré encontrar una explicación a tanta locura.

Te condeno porque quiero y porque me obligo
a vivir en la cordura ¿Dónde está?
Que quiero despertar de este estado sonambúlico.

Marcelo Roberto Galán
DNI 17.418.886

Título: Cristina ¿dónde está?

martes, 29 de agosto de 2017

Nisman - Maldonado

Muchos de los que fueron "ciegos" en torno
de la muerte del fiscal Alberto Nisman
y se cansaron de difamarlo, ahora preguntan
con ¿interés? Dónde está Santiago Maldonado,
cosas de la vida.

Marcelo Roberto Galán
DNI 17.418.886
desde Córdoba - Argentina


miércoles, 23 de agosto de 2017

De un escritor

Él escribe para cumplir,
las piedras y las plumas
lo invitan a sitios desconocidos,
él escribe para no olvidar,
la estación de un tren que se va
no es todo el espacio,
él escribe para manifestar
que todavía vive,
que tiene un ancla de letras en su corazón fugitivo.

Él escribe para seguir,
el naufragio es mucho más
que arena y esqueleto,
él escribe para creer,
las cadenas nunca olvidan la sangre,
las gotas poco a poco se vuelven enredadera,
él escribe para florecer en los sueños
por más duros los sueños,
a la costura de su alma va pegando entre lágrimas.

Él escribe para ver y levantar la fuerza
de lo que está mirando,
él escribe para unir las dos mitades:
el paraguas y la ventana,
la bandera y las cuatro puntas del viento,
él escribe para cambiar,
para que todos conozcan su razón y su miedo,
durante cada día de este mundo
él escribe para estar junto.

Él escribe para escuchar
y escribe para comprender,
que no sirve de nada
estar rodeado de poder,
que todo aquello que la injusticia toca es desorden,
que la paz solo descansa en la memoria
¡no le pregunten! Lo que supo y lo que sabe
está entre tantas cosas perdidas.

Él escribe para que le duela la pasión sobrante,
cuando el vacío lo atraviesa
él se la pasa volando.

Título: DE UN ESCRITOR 
 
Marcelo Roberto Galán Capel
Poeta

Copyright © Marcelo Roberto Galán Capel

miércoles, 16 de agosto de 2017

Babel somnolienta

Justo atrás de todo
está de pie mi ventana,
y las plumas blancas penden de la nada
y mi alma es una luz en las esquinas,
justo en donde la vida sacude a
hombres y mujeres que ya no están,
justo cuando mis lágrimas más humanas
parecen sin salida.

Justo antes de exponerla
está más abierta mi herida,
justo cuando la sangre parece
un resplandor de fuegos,
y las palomas son como un hueso que va
por donde va el sonido de la lluvia,
y mi cuerpo de ramas
adonde el viento se subleva.

Justo que en el balcón
hay un pétalo con tu nombre,
justo que el compromiso
sabe de aquella transparencia,
y que las piedras parecen hundirse
en el virgen celeste,
y que ni el sol ni la luna visten de nieblas,
justo mis alas me reconocen.

Y yo, justo el que mira,
justo el que suspira y reza,
justo el que ignora a la vida y a la muerte para,
según dice: no olvidar la copa de los sueños,
justo el que se desgrana en poetas, justo el que
tiene en la piel la experiencia de un anciano,
y en las manos expresiones de papel
y en los labios un verso adolescente.

Justo el que se alza
desconociendo el tiempo,
justo el que vive en una Babel somnolienta.

Título: BABEL SOMNOLIENTA

Marcelo Roberto Galán Capel
Poeta

Copyright © Marcelo Roberto Galán Capel